domingo, 28 de febrero de 2016

LA CADENA SER Y LOS MODERADOS TERRORISTAS EN SIRIA: OTRO EJEMPLO DE PROPAGANDA DE GUERRA DE LA OTAN


Cada vez que se anuncia una tregua o un alto el fuego en Siria aumenta curiosamente la propaganda mediática contra el gobierno de Bashar al-Assad. En paralelo a cada etapa de diálogo o conversaciones de paz que se abre entre las partes (incluidos algunos grupos terroristas apoyados por la OTAN)  aparecen publicados en los medios hegemónicos occidentales nuevos datos, imágenes o sesgados informes de algunas ONGs que denuncian los crímenes cometidos presuntamente por el "régimen de al-Assad". La intención de esta escalada puntual de la propaganda mediática es preparar el terreno para culpar al "régimen de al-Assad" del previsible fracaso de la tregua y los diálogos de paz.
 
Digo "previsible fracaso" porque la verdadera intención de Washington y los gobiernos de la OTAN no es alcanzar la paz sino ganar tiempo para dar oxígeno a sus grupos terroristas que están siendo aniquilados y derrotados por el gobierno sirio y sus aliados, principalmente Rusia, y así poder recomponer sus fuerzas y reorganizarlos para iniciar una siguiente fase de ataques contra el legítimo gobierno sirio y sus aliados. Es una tregua trampa.
 
La periodista Pepa Bueno, que dirige el programa de información más escuchado de la radio española (Hoy por Hoy), hablaba a primera hora de la mañana del pasado viernes 26 de enero acerca de los diálogos de paz y la tregua que se han iniciado en Siria y denunciaba la dramática situación que vive la población civil en ciudades como Daraya (a partir del min. 35:30 del audio). Obviamente el sesgo de esta información es muy evidente, culpando al "régimen de al-Assad" de bombardear a la población en esa y otras ciudades, y ocultando que son los grupos terroristas salafistas y takfiríes quienes invaden y arrasan esas ciudades y utilizan a la población civil como escudos humanos para protegerse y para tratar de chantajear al gobierno sirio y movilizar a su favor a la "comunidad internacional".

Esta interpretación de los hechos, que revierte la realidad hasta convertir a la víctima en verdugo y al verdugo en víctima, es poco creíble y muy poco consistente. Se oculta sistemáticamente por parte de los medios hegemónicos que el Ejército Árabe Sirio no asedia al pueblo sino a los terroristas que se ocultan como ratas detrás de los civiles inocentes en varias ciudades sirias, incluyendo la mencionada anteriormente Daraya. Está más que demostrado que el gobierno sirio no asedia a la población civil de forma deliberada y cruel. No tienen ningún motivo para hacerlo. De hecho Bashar al-Assad cuenta con un gran apoyo popular del pueblo sirio. Un apoyo que tumba la teoría de que unas supuestas "revueltas pacíficas" y "masivas" dieron origen al conflicto en 2011 y que finalmente derivó en la "guerra civil" actual. En realidad "las revueltas en Siria no son ni fueron una rebelión popular y pacífica".

Pero además, para reforzar su argumento, el citado programa Hoy por Hoy emitía las declaraciones hechas (en inglés) por un tal Saria Abu Obieda, que decía hablar desde Daraya en nombre de "los mártires del Islam". Esta información (por llamarlo de alguna manera) era también ampliada en la página de la Cadena SER: “El régimen dispara a todo lo que se mueve en Daraya, aunque sean civiles”. Además del ya citado Saria Abu Obieda, la premiada periodista que firma la noticia, Marta del Vado, citaba como fuente para redondear y reforzar su "información" a la organización The Syria Campaign, cuya portavoz Bissan Fakih insiste en acusar al gobierno sirio de bombardear a la población civil y niega que en la localidad de Daraya existan grupos terroristas.


¿Pero quiénes son estos "mártires del islam" en Siria?

Las Brigadas de los Mártires del Islam se crearon en 2011 en la provincia siria de Idlib y están lideradas por el mercenario Jamal Maarouf, que es también el jefe militar del Frente Revolucionario Sirio (SRF) creado con el apoyo de la CIA, Arabia Saudí y la inteligencia de Catar. Ambas organizaciones terroristas están financiadas por Arabia Saudí y forman parte del Ejército Libre Sirio, que a su vez está integrado, entre otros, por diferentes miembros de Al Qaeda y cuentan con un amplio historial de crímenes a sus espaldas.

Estos grupos liderados por Maarouf, así como el resto de grupos que forman el Ejército Libre Sirio, reciben todo tipo de armamento por parte de EE.UU., incluidos los sofisticados misiles antitanque BGM-71 TOW capaces de traspasar los blindajes de los tanques sirios desde una distancia de 4 km.

Jamal Maarouf no tuvo problema en reconocer ante The Independent en abril de 2014 que entregan estas armas al Frente al-Nusra (la rama de Al Qaeda en Siria) y que colaboran con ellos para derrocar a Al Assad, y que lo hacen bajo las órdenes de sus patrocinadores EE.UU, Arabia Saudí y Catar.

Líderes de distintas facciones del "moderado" Ejército Libre Sirio, financiado y apoyado por EE.UU-OTAN y sus aliados del golfo, también reconocieron en julio de 2014 al diario Zaman Alwasl que venden parte del armamento que reciben al Estado Islámico.


 


¿Y quién está detrás de The Syria Compaign?

Esta organización, The Syria Compaign, que siguiendo el procedimiento habitual en estos casos se define como una organización sin ánimo de lucro defensora de los Derechos Humanos, está registrada en Reino Unido (curiosamente al igual que el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, otro órgano de propaganda de la OTAN que es utilizado constantemente como fuente fiable por parte de los grandes medios de comunicación para "informar" sobre Siria).

Esta organización fue creada en marzo de 2014 con dinero procedente de The Asfari Foundation, una fundación patrocinada por la familia Asfari, unos millonarios empresarios británicos de origen sirio. Entre otras cosas, Ayman Asfari es director ejecutivo de la empresa Petrofac, una multinacional británica que cotiza en la City de Londres y está dedicada a ofrecer servicios para la industria del petróleo, el gas y la energía.

Además de Ayman, Sawsan y Adeeb Asfari, la Asfari Foundation cuenta entre sus distinguidos patronos con John Ferguson y Marwan al-Muasher. El primero fue director financiero de Shell en Siria en los años 80, y ocupó varios cargos en diversas empresas británicas relacionadas con el petróleo y el gas. El segundo, entre otros muchos cargos, fue ministro de Asuntos Exteriores (2002-2004) y vice-primer ministro (2004-2005) de Jordania; fue el primer embajador de ese país en Israel y más tarde ocupó el mismo cargo en Washington (1997-2002), etapa en la fue pieza clave en la negociación del Tratado de Libre Comercio entre EE.UU y Jordania, el primer tratado que firmó Washington con un país árabe. Como no podía ser de otra forma, es defensor de la Primavera Árabe y de los Hermanos Musulmanes, algo que defiende desde algunas tribunas como la CNN, por ejemplo.

Ayman Asfari, Consejero Delegado de la compañía británica Petrofac Services Ltd., interviene en la sesión llamada "Organizando el Futuro de Siria" durante el Foro Económico Mundial celebrado en Davos en enero de 2013.

En definitiva, cualquier lector que a estas alturas continúe leyendo este artículo, entiende perfectamente que estas organizaciones y fuentes en las que se apoya la Cadena SER y todos los grandes medios corporativos para "informarnos" son cualquier cosa menos imparciales, fiables y respetables. No hay que cansarse de repetir que en Siria no existen grupos de "rebeldes moderados" luchando por la libertad y los Derechos Humanos contra el "régimen sirio". Estos grupos de mercenarios fuertemente armados presentados por Occidente como  "rebeldes moderados", son terroristas al servicio de la OTAN y sirven como "pantalla" para seguir financiando y armando a sus hermanos de Al Qaeda-Estado Islámico en Siria. Para ello se utilizan también a las grandes ONGs (como Amnistía Internacional, Médicos Sin Fronteras, Human Rights Wacth o Avaaz) que, además de servir como órgano de propaganda de Occidente publicando sesgados y manipulados informes, en ocasiones también son utilizadas para enviar armas y prestar atención médica a los terroristas yihadistas aprovechando la entrega de "ayuda humanitaria".
 
El mensaje político que brota detrás de estas sesgadas informaciones es el habitual en los grandes medios y resulta muy evidente en el actual contexto: resaltar los grandes esfuerzos por parte de EE.UU-OTAN y la "oposición moderada" para alcanzar la paz, y, por el contrario, denunciar cómo el "régimen sirio" no quiere realmente la paz y continúa asesinando cruelmente a su población. Sin embargo el verdadero objetivo de la EE.UU. e Israel sigue siendo el mismo que antes de esta tregua trampa: Balcanizar Siria, Irak y todo Oriente Medio.
 
Resulta un insulto a la inteligencia de cualquier persona medianamente informada escuchar a EE.UU y sus aliados hablando de alcanzar la paz en Siria cuando al mismo tiempo el Pentágono continúa implementando su "plan B" formando y enviando a través de Turquía a miles de mercenarios a luchar a Siria. O cuando Arabia Saudí está movilizando a su ejercito y su aviación hacia la frontera turco siria. Y cuando siguen financiando y armando al Frente al-Nusra y al Estado Islámico, que no forman parte del acuerdo de "alto el fuego". O cuando Turquía continúa en plena tregua bombardeando y asesinando al pueblo kurdo en el norte de Siria, cuyas fuerzas están luchando heroicamente contra el Estado Islámico y el Frente al-Nusra. Además el corrupto régimen de Erdogan goza de tal grado de impunidad que le permite reconocer públicamente que no va a respetar la tregua en Siria. Y continúa permitiendo el paso de decenas de terroristas hacia Siria a través de su frontera.

Como decía, más allá de la actual tregua trampa en Siria y de la propaganda que difunden los grandes medios oocdentales, los planes de EE.UU., la OTAN, Israel y sus dictaduras aliadas del Golfo sigue siendo "balcanizar" los países árabes y toda la región para crear un Nuevo Oriente Medio, un proyecto que está en la agenda del Pentágono desde hace décadas.
 
La cadena SER y el Grupo PRISA, como el resto de los grandes medios corporativos, no ejercen el periodismo sino el paraperiodismo. Su fin no es informar sino deformar la realidad. Ejercen como meros altavoces de los gobiernos de la OTAN para defender los intereses económicos de las grandes corporaciones occidentales en Oriente Medio y en el mundo. Y para ello no dudan en mentir y calificar a los terroristas takfirís como moderados rebeldes que luchan por la libertad; o a las organizaciones fundadas y patrocinadas por las grandes corporaciones para defender sus propios intereses como imparciales y desinteresados defensores de los Derechos Humanos. O en ocultar las conexiones e intereses de la llamada "oposición moderada" siria con los gobiernos y corporaciones occidentales. Como en el mejor guion de Hollywood cualquier parecido con la realidad es mera coincidencia. Aunque, realmente, no hay nada más ficticio e irreal que definir a estos propagandistas de la OTAN como periodistas.


5 comentarios:

  1. Excelente información. Aquí está el periodismo y no en la SER.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias Mikel. Tengo una excelente referencia en tu blog y en tus trabajos. La pena, como siempre digo, es que la mayoría se siga informando a través de estos "medios prostituidos".

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Bravo gran artículo . Difusion

    ResponderEliminar
  4. Gran artículo! Colgado en Facebook, Twitter, meneame. ..

    ResponderEliminar
  5. Te agradezco mucho la difusión. Es muy necesario que este tipo de información censurada por la "prensa libre" sea publicada en el mayor número de medios posibles. Estamos en minoría y toda difusión es poca.

    Un saludo.

    ResponderEliminar